Translate

dilluns, 12 de maig de 2008

Somos náufragos en construcción. Esperamos en la costa la marea que nos llevará a nuevas islas. Tomamos impulso para dar el gran salto. Alrededor, todo está quieto y nosotros nos movemos. Nos deslizamos por una interminable pendiente. Paseamos de puntillas por la línea de un horizonte cada vez más cercano, más verde. Somos náufragos y huimos de un destino cierto. Desplegamos alas de seda y dejamos que la brisa nos eleve cada día un poco más. Vigilantes de agujeros de tiempo perdido. Náufragos convencidos de que en la próxima isla, la soledad no sabrá a nada y las sonrisas tendrán eco.
Eva 3/05/08

3 comentaris:

Striper ha dit...

La soledad siempre tiene sabor amargo.

Kamal ha dit...

A lo mejor no es el eco, a lo mejor es alguien que te escucha.

un abrazo ;-)

Eva ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.