Translate

dimecres, 30 d’abril de 2008

Elvira Lindo - Manolito gafotas (fragmento)

"Mi abuelo me señaló el sol tan rojo a punto de desaparecer detrás del Árbol del Ahorcado. Mi abuelo dice que el suelo de Carabanchel es horroroso, pero que el cielo es de los más bonitos del mundo, tan bonito como las pirámides de Egipto o el rascacielos de King Kong. Es la octava maravilla del mundo mundial. Todo estaba tan quieto como en una película que echaron en la tele en la que un abuelo y un niño se quedaban los últimos en el cementerio después del entierro de uno que era negro. Pero esto era mucho mejor porque en la película de mi vida no habría ningún muerto de momento, me lo había prometido mi abuelo. No te lo vas a creer, pero creo que fue la tarde más feliz de mi existencia en el planeta Tierra. "

Premi Dardo


Gràcies pel premi, encara que no em crec mereixedora. Sí que t'agraeixo les paraules: "per la seva voluntat, constància, qualitat i per fer els blogs amb tota la seva ànima".

El que sí que vull dir és que em fa passar molt bones estones i m'agrada poder-ho compartir!

Gràcies Kamal

dissabte, 26 d’abril de 2008

Esta noche saldré. Me quedaré en la barra, observando. Cuando alguien me mire, me moveré. No hablaré con nadie. Buscaré el baño y me observaré en el espejo. Tendré los ojos rojos, inyectados en sangre y una mueca extraña en la cara. Me habrá costado mucho elegir la ropa. Para pasar desapercibido. Alguna niñata se me acercará. Tendré que decir que quiero estar solo. Pediré otra copa. Sí, otra. ¿Qué pasa? Estás aquí para servirme y guárdate tus malditos comentarios maternales. Ella me decía "¿Te has lavado las manos? Abróchate bien la camisa." Para que todo el mundo hablara de su maravilloso hijo. La madre ejemplar. ¡Menuda mierda! En el bar, me mancharé. ¿No eres capaz de secar la barra? Sólo se ocupaba de decirle una y otra vez las mismas frases. Como una máquina. Un maldito autómata. Ella sólo estaba pendiente de cuándo podría verse con él. No soporto los brazos peludos. Esos brazos que la abrazaban en la cama. Nunca le vi la cara, pero entre cientos lo reconocería. Cuando se iba, quedaba en la habitación, en toda la casa, un aroma dulzón que me daba arcadas. Y él, mi padre, no parecía darse cuenta. Él sólo me repetía el trabajo es importante. ¡Y una mierda! Tomaré otra copa. En el bar pasará el tiempo y cada vez quedará menos gente. Rebuscaré en el bolsillo el último billete y pediré una copa más. Se fijarán en mí. ¿Qué cuchicheáis? Malditas bocas de halitosis. Ni se te ocurra tocarme. Al encender las luces, saldremos a la calle. Una de las mujeres sostendrá a la otra, entre risas. A penas me mantendré en pie y me sentaré en el capó del coche que habrá aparcado frente a la puerta. Una de ellas se acercará a mí, alargará la mano y me acariciará el pelo. Escupiré en su cara. Las mujeres no dejarán de insultar y darme patadas. Me tirarán al suelo y seguirán golpeándome. El portero del local tendrá que separarnos. Me levantaré, despacio y me alejaré cojeando calle abajo. Lloraré en silencio hasta llegar a casa. Sonámbulo, pero no lo bastante borracho.
Eva
Fabrer - 2008

Plan de vuelo

Necesito hacer algo!Voy de casa al trabajo, y del trabajo a casa. ¿Me he olvidado de cerrar el ordenador? Cuando pasan cinco minutos te pide la contraseña. Mal invento para ojos curiosos. ¿Porqué la gente no se ocupa de sus cosas? La vecina del primero creo que me vigila. Llego a casa y está cada día frente a la puerta con su feo chucho. ¿Sabrá que fui yo quién desató la correa? Lo tendrá drogado porque al soltar la cadena el perro ni se inmutó. Vio la puerta abierta, la calle, y no echó a correr. Si me gustara, podría salir a correr un rato. Un poco de ejercicio me vendría bien para poder dormir. Mierda de pastillas que no sirven para nada. ¿Cuánto tiempo se puede vivir sin dormir? A veces cierro los ojos y casi lo consigo. Pero un ladrido, maldito chucho, el motor de una moto, o la soledad me hacen volver a la realidad. ¿Hay alguna forma de escapar? ¿Correr? Descartado. Quizás podría salir alguna noche. Total, tampoco duermo. Mañana por la noche me acercaré a algún bar y tomaré una copa. Quizás bailaré. La última vez fue con él. Corrí las cortinas para evitar que nos observaran y sólo nos dejamos llevar. Al principio nos reímos como locos. Saltando e intentando alguna pirueta. Luego entre jadeos seguimos los compases de lentos empalagosos. Sólo dejamos encendida la vela sobre el mueble. Yo sentía el tener que separarnos, pero era poco tiempo y el reto interesante. En la penumbra de sus ojos vi la duda. No supo disimular. Cambié de canción y sonó Madonna. Jump. Me quité la camiseta y la hice volar por encima de su cabeza. Él reía. Tenía unos dientes preciosos y auténticos, y yo caí presa de una extraña convulsión. Él zarandeaba la cabeza y movía brazos y manos. No podía dejar de mirar sus dedos. La canción repetía una y otra vez "¿estás preparado para saltar?" Mientras, nosotros nos preguntábamos lo mismo. Ese maldito perro piojoso. No la soporto. Todo el día merodeando en la vida de los otros. Ella, que no tiene vida. La miro andar por la calle. Lleva esa falda que sobresale bajo el abrigo, color verde moho. El abrigo azul, está sucio y huele a naftalina. Necesito hacer algo. La revista sigue abierta por la misma página. No sé si me molesta más verla cada día sobre la mesilla, o pensar que algún día tendré que recogerla. No la tiraré. La guardaré con sus cosas. Miro sus cuadros en el trastero y huelo a pintura húmeda. Los pinceles sumergidos todavía en el agua de colores. Otra vez esa maldita mujer y su perro. ¿Cuándo dejarán de joderme? Creo que me ha robado un par de cartas del buzón. Maldita bruja.
Me va a estallar la cabeza. La muy babosa me suplicaba. Sólo repetía porqué, porqué. La sangre le caía del labio al abrigo azul y no dejaba de moquear. ¡Qué asco! El perro ahora está solo y no deja de ladrar. ¿Cuándo van a llevárselo?
Eva Febrer 2008

dimecres, 23 d’abril de 2008

Fotos del filo

Ah, estás ahí. Mira mamá, estoy mirando álbumes antiguos. Estas son del parque. No hay ninguna contigo. Ésta con papá, es del día que me regaló los patines. Eran rojos, preciosos. Me acuerdo que lloré toda una tarde cuando los tiraste. Te enfadaste conmigo porque hacia ruido mientras hacías la siesta y yo sabía perfectamente que no dormías, que no estabas sola en la habitación. No tengo ninguna imagen de ti, ni recuerdo que me enseñaras a atarme los zapatos ni qué cuento me contabas cada noche. Tenía los estantes llenos de libros por estrenar y como no sabía leer, miraba los dibujos y los reseguía con los lápices de colores. Me apasioné por el dibujo, por las formas, los colores. Es mérito tuyo. En ésta otra con la tía, todavía se notan las marcas del sarampión. Cuando estaba enfermo, sabes lo que hubiera dado porque hubieras cuidado un poco de mí? Que me hubieras puesto los polvos de talco, un paño frío en la frente. En la cama, a oscuras, esperaba cada noche a que se abriera la puerta y entraras, pero la puerta no se abrió. Estás son más nuevas, jugando con Robert y los chicos. Lo pasábamos genial. Aquí estamos merendando en el lago. Yo nunca llevaba nada para comer. ¿Sabes la vergüenza que me hacías pasar? Era la madre de Robert la que me hacia un bocadillo. Me hizo prometer que nunca te lo diría. Mamá, siempre he querido preguntarte algo: -Sabías que en el álbum no hay ninguna foto nuestra?-
Eva 16/04/2008

dilluns, 14 d’abril de 2008

Ryunosuke Akutagawa - Rashomon (fragment)

"Habiendo comenzado a llover a mediodía, todavía continuaba después del atardecer. Perdido en un mar de pensamientos incoherentes, buscando algo que le permitiera vivir desde el día siguiente y la manera de obrar frente a ese inexorable destino que tanto le deprimía, el sirviente escuchaba, abstraído, el ruido de la lluvia sobre la Avenida Sajaku. La lluvia parecía recoger su ímpetu desde lejos, para descargarlo estrepitosamente sobre Rashòmon, como envolviéndolo. Alzando la vista, en el cielo oscuro veíase una pesada nube suspendida en el borde de una teja inclinada. "Para escapar a esta maldita suerte"- pensó el sirviente-, "no puedo esperar a elegir un medio, ni bueno ni malo pues si empezara a pensar, sin duda me moriría de hambre en medio del camino o en alguna zanja; luego me traerían aquí, a esta torre, dejándome tirado como a un perro. Pero si no elijo..." Su pensamiento, tras mucho rondar la misma idea, había llegado por fin a este punto. Pero ese "si no elijo..." quedó fijo en su mente. Aparentemente estaba dispuesto a emplear cualquier medio; pero al decir "si no..." demostró no tener el valor suficiente para confesarse rotundamente: "no me queda otro remedio que convertirme en ladrón". Lanzó un fuerte estornudo y se levantó con lentitud. El frío anochecer de Kyoto hacía añorar el calor del fuego. El viento, en la penumbra, gemía entre los pilares. El grillo que se posaba en la gruesa columna había desaparecido. "

diumenge, 13 d’abril de 2008

Oscar Wilde - El fantasma de Canterville (fragment)

"Al día siguiente el fantasma se sintió muy débil, muy cansado. Las terribles emociones de las cuatro últimas semanas empezaban a producir su efecto. Tenía el sistema nervioso completamente alterado, y temblaba al más ligero ruido. No salió de su habitación en cinco días, y concluyó por hacer una concesión en lo relativo a la mancha de sangre del parquet de la biblioteca. Puesto que la familia Otis no quería verla, era indudablemente que no la merecía. Aquella gente estaba colocada a ojos vistas en un plano inferior de vida material y era incapaz de apreciar el valor simbólico de los fenómenos sensibles. La cuestión de las apariciones fantasmas y el desenvolvimiento de los cuerpos astrales era realmente para ellos cosa desconocida e indiscutiblemente fuera de su alcance. Pero, por lo menos, constituía para él un deber ineludible mostrarse en el corredor una vez a la semana y farfullar por la gran ventana ojival el primero y el tercer miércoles de cada mes. no veía ningún medio digno de sutraerse a aquella obligación. Verdad es que su vida fue muy criminal; pero, quitado eso, era hombre muy concienzudo en todo cuanto se relacionaba con lo sobrenatural. Así, pues, los tres sábados siguientes atravesó, como de costumbre, el corredor entre doce de la noche y tres de la madrugada, tomando todas las precauciones posibles para no ser visto ni oído. Se quitaba las botas, pisaba lo más ligeramente que podía sobre las viejas maderas carcomidas, envolvíase en una gran capa de terciopelo negro, y no dejaba de usar el engrasador Sol-Levante para engrasar sus cadenas."

Bruno Montané Krebs - Sólo


"Sólo en la ráfaga de brisa

que atraviesa el circo,

sólo en los andenes flotantes

donde todo se espera.

Sólo en una porción de silencio

cada vez más reducida; sólo frente a

cualquier figura de simultaneidad.

Sólo en el abrazo.

Cuando la soledad sigue siendo

esa emoción primitiva con sus

sigilosos pasos entre las montañas

de desechos dónde ya no es sino

su propio vacío."

dijous, 10 d’abril de 2008

Jean Baudrillard

El silencio es el cortocircuito del sistema, el vacío, la ruptura del cordón umbilical.

(filòsof i sociòleg francès)

dilluns, 7 d’abril de 2008

Cor de pedra








Les estàtues tenen cor?
Aquesta sí!
Gràcies a Lídia Llàcer per ajudar-me amb la foto

Joan Maragall

"Vigila, esperit, vigila
no perdis mai el teu nord
no et deixis dur a la tranquil.la
aigua mansa de cap port.
Gira, gira els ulls enlaire,
no miris les platges roïns,
dóna el front en el gran aire
sempre, sempre mar endins.
Sempre amb les veles suspeses
del cel al mar transparent
sempre entorn aigües esteses
que es moguin eternament.
Fuig-ne de la terra immoble
fuig dels horitzons mesquins
sempre al mar, al gran mar noble:
sempre, sempre mar endins.
Fora terres, fora platja
oblida't de tot regrés
no s'acaba el teu viatge
no s'acabarà mai més."

Aquest poema de Joan Maragall és un "regal" de Flatline

dijous, 3 d’abril de 2008

Flavia Company - Melalcor (fragment)

"De vegades pensa que és una màquina. Sobretot en moments com aquell, que va pel carrer sense que ningú li adreci cap paraula, cap mirada. Pensa que és una màquina, però defectuosa. Té la convicció que hi ha un parell de peces que o bé li falten o bé no li funcionen. Sosté la teoria que, per aquest motiu, la vida li resulta més senzilla i més avorrida. La constatació d'aquesta mancança es produeix d'una manera prou significativa: mai no acaba els mots encreuats, per exemple, tot i que ho intenta; els programes dels ordinadors se li resisteixen i fan el que volen; és incapaç de taral.lejar ni una sola cançó; li cau la cendra del cigarret abans d'arribar al cendrer (pitjor encara: fuma); li agrada molt el sexe, però no creu en l'amor. Ni en Déu, que ve a ser el mateix, tot i que Déu li sembla un personatge interessant i polèmic. Antic."

dimecres, 2 d’abril de 2008

200!!!

2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 2 0 0 0 ja en són!!! 2 0 0!!!!!!!!!!!!!!

Mirko Lauer - Sobrevivir (fragment)


" La realidad entera está en llamas, y no puedes mejorarla como frase. En los límites de la pérdida la realidad completa se aglomera en un hacinamiento volátil. Lo tuyo y lo de otro se consumen reclinadas contra la retina, puesto sobre la lisa palma de tu mano. Sólo el amor es la cosa grave, la gravedad la gravitación universal
del mundo,
en que con peso igual se queman Isaac Newton y una manzana. Nadie se baña dos veces en el mismo río, y tampoco puedes
mejorarlo como frase.
El mundo carece de sombra propia, la realidad es aceite en el que
flota tu corazón.
Hay puertas que se abren en el agua hirviendo: sales de un río
y entras a un río;
tus huesos tiritan de ignorancia bajo todos los umbrales, mientras
tu alma incauta
navega sustentada por desconocimientos y por plumas."


"El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad." Victor Hugo

Aquesta és la frase. El regal és el que em va fer Mateu Escanellas amb aquestes fotografies. Mateu, envia un bocinet de la seva preciosa illa de Mallorca i jo les volia compartir amb vosaltres perquè em semblen precioses.

Gràcies Mateu i petons!