Translate

dimecres, 24 de desembre de 2008

300 ! Amb Miquel Martí i Pol

Són 300! I coincideix amb la nit de Nadal!

"Potser Nadal és que tothom es digui
a si mateix i en veu molt baixa el nom
de cada cosa, mastegant els mots
amb molta cura, per tal de percebre'n
tot el sabor, tota la consistència.

Potser és reposar els ulls en els objectes
quotidians, per descobrir amb sorpresa
que ni sabem com són de tant mirar-los.

Potser és un sentiment, una tendresa
que s'empara de tot; potser un somriure
inesperat en una cantonada.

I potser és tot això i, a més, la força
per reprendre el camí de cada dia
quan el misteri s'ha esvanit, i tot
torna a ser trist, i llunyà, i difícil."

- Miquel Martí i Pol -

diumenge, 7 de desembre de 2008


Suspesa entre els núvols mira per la petita finestra. Veu el món quadrat, un món petit als seus peus. Volen per sobre d’una estora de colors. Quadrícules marrons i verdes. Carreteres que semblen filferros lluents. Un poblet petit que esquitxa la vall. A vegades es sent tan petita com els que viuen en aquelles cases. Maquetes de cartró on hi viuen persones sense rostre. Personatges d’un teatre que no es recorden de mirar amunt, que viuen tancats en una capsa que ella observa des de amunt, molt amunt.

dijous, 4 de desembre de 2008

Els núvols passen
esfilagarsats
lents
El cor s'adorm
Toquen campanes?
M'he descomptat

Eva
"Armaris despullats
calaixera buida.
Tot està net
no queda res de tu
ni pols
ni olor
Plego el passat
petit

l'oblido
en el fons del congelador"

Eva

diumenge, 16 de novembre de 2008

Silvina Ocampo - "Los retratos apócrifos" (fragment)


"Envejecer también es cruzar un mar de humillaciones cada día; es mirar a la víctima de lejos, con una perspectiva que en lugar de disminuir los detalles los agranda. Envejecer es no poder olvidar lo que se olvida. Envejecer transforma a una víctima en victimario. Siempre pensé que las edades son todas crueles, y que se compensan o tendrían que compensarse las unas con las otras. ¿De qué me sirvió pensar de este modo? Espero una revelación. ¿Por qué será que un árbol embellece envejeciendo? Y un hombre espera redimirse sólo con los despojos de la juventud. Nunca pensé que envejecer fuera el más arduo de los ejercicios, una suerte de acrobacia que es un peligro para el corazón. Todo disfraz repugna al que lo lleva. La vejez es un disfraz con aditamentos inútiles. Si los viejos parecen disfrazados, los niños también. Esas edades carecen de naturalidad. Nadie acepta ser viejo porque nadie sabe serlo, como un árbol o como una piedra preciosa. Soñaba con ser vieja para tener tiempo para muchas cosas. No quería ser joven, porque perdía el tiempo en amar solamente. Ahora pierdo más tiempo que nunca en amar, porque todo lo que hago lo hago doblemente."

Terenci Moix - "Terenci del Atlas" (fragment)

"Toda mi obra está escrita desde dentro de un universo erótico, entendiendo erotismo como una forma de creación. No sé qué droga me han dado. En cualquier caso, era fuerte y llena de sabiduría. Mi sexualidad acaba de reconocer su miseria. Fracasé en mi primer contacto después de catorce años limitando mi amor a tu cuerpo, a las evoluciones de tu cuerpo en el tiempo, al esplendor de entonces y la progresiva decadencia de hoy. Pero tu cuerpo era un terreno tan amado que no deseé otro."

Vladimir Nabokov - "Curso de literatura rusa" (fragment)

"Un sentimental puede ser una perfecta bestia en sus ratos libres. Una persona sensible no será nunca cruel. El sentimental Rousseau, a quien se le saltaban las lágrimas ante una idea progresista, distribuyó sus muchos hijos naturales entre diversos hospicios y asilos, y jamás se ocupó de ellos. Una solterona sentimental puede mimar a su loro y envenenar a su sobrina. El político sentimental puede acordarse del día de la madre y aniquilar implacablemente a un rival. A Stalin le encantaban los niños. Lenin lloraba en la ópera, sobre todo en La Traviata. Todo un siglo de autores cantaron la vida sencilla de los pobres. Por autores sentimentales nos referimos a la exageración no artística de emociones corrientes, que pretende provocar automáticamente la compasión tradicional en el lector."

dimecres, 1 d’octubre de 2008

William Shakespeare - El rey Lear (fragment)


"He aquí la excelente estupidez del mundo; que, cuando nos hallamos a mal con la Fortuna, lo cual acontece con frecuencia por nuestra propia falta, hacemos culpables de nuestras desgracias al sol, a la luna y a las estrellas; como si fuésemos villanos por necesidad, locos por compulsión celeste; pícaros, ladrones y traidores por el predominio de las esferas; beodos, embusteros y adúlteros por la obediencia forzosa al influjo planetario, y como si siempre que somos malvados fuese por empeño de la voluntad divina! ¡Admirable subterfugio del hombre putañero, cargar a cuenta de un astro su caprina condición! Mi padre se unió con mi madre bajo la cola del Dragón y la Osa Mayor presidió mi nacimiento; de lo que se sigue que yo sea taimado y lujurioso. Bah! Hubiera sido lo que soy, aunque la estrella más virginal hubiese parpadeado en el firmamento cuando me bastardearon."

Isaac Asimov - El hombre bicentenario (fragment)

"Mira, si el problema es el cerebro, ¿acaso la mayor diferencia no reside en la inmortalidad? ¿A quién le importa la apariencia, la constitución ni la evolución del cerebro? Lo que importa es que las células cerebrales mueren, que deben morir. Aunque se mantengan o se reemplacen los demás órganos, las células cerebrales, que no se pueden reemplazar sin alterar y matar la personalidad, deben morir con el tiempo. Mis sendas positrónicas han durado casi dos siglos sin cambios y pueden durar varios siglos más. ¿No es ésa la barrera fundamental? Los seres humanos pueden tolerar que un robot sea inmortal, pues no importa cuánto dure una máquina; pero no pueden tolerar a un ser humano inmortal, pues su propia mortalidad sólo es tolerable siempre y cuando sea universal. Por eso no quieren considerarme humano."

Al despertar

Escapo de un trazo naranja


y mancho el primer café de la mañana.


Devoro mis sueños


y con uñas de metacrilato


acaricio agosto.


Dibujo con un pez


el mapa de Sicilia.


El aroma del café


llega a la orilla


de mis retinas


y mojo la galleta


en un nuevo silencio.



Les llunes de l'Eva - agost 08


dimarts, 23 de setembre de 2008

Ian McEwan - Entre las sábanas (fragment)




Después, una palabra pareció repetirse a sí misma, una palabra suave y resonante, generada por la carne al deslizarse sobre la carne, una cálida, susurrante y equilibrada palabra: casa; estaba en casa, protegido, a salvo, y por lo tanto capaz de proteger: la casa que poseía y que le poseía. En casa: ¿por qué iba a estar en ningún otro lugar? ¿No era una pérdida de tiempo hacer cualquier otra cosa que no fuera eso? El tiempo se redimía, el tiempo asumía de nuevo todo su sentido porque era el medio para la culminación del deseo. "

Sandor Marai - "Divorcio en Buda" (fragment)

Imagínate que una persona a la que amas está gravemente enferma, y la única forma de curarla es hacerle la autopsia mientras está viva, abrirla, analizar y experimentar con la materia viva, porque así a lo mejor encuentras el modo de salvarla. Me gustaría curar a Anna. Ella también lo sabe ya. Hay algo entre los dos que immpide que ella esté totalmente conmigo. Su cuerpo es dócil, su alma está dispuesta a todo, y, sin embargo, se resiste a entregarme su secreto más profundo, su única propiedad privada, lo más importante para ella, un recuerdo, un deseo, algo, no sé. ¿Qué significa esa nimiedad comparada con la infinitud de una vida entera? La naturaleza trabaja con enorme derroche: sólo en el cerebro humano hay seiscientos mil millones de células. ¿Qué importa, pues, una sensación oculta, una emoción inconsciente? A veces me parece que no importa mucho. Y otras pienso que todo depende de eso. Por supuesto, no se puede vivir con esta tensión permanente. Intento servir a los demás, lo que para mí constituye el único sentido de la vida. Tengo que trabajar, cueste lo que cueste. Me hago la autopsia a mí mismo. Sin piedad. Me tumbo en la mesa del quirófano y examino todos mis sentimientos y mis recuerdos con la esperanza de que la culpa sea también mía, de que me haya equivocado, de que no haya amado a Anna, de que no la haya amado lo suficiente, de que no haya sido lo bastante hábil o astuto..., porque quizá necesitemos también astucia para el amor.

dijous, 18 de setembre de 2008

Lin Yutang - La importancia de vivir (fragment)


He aquí las cosas que me harían feliz. No deseo otras. Quiero un cuarto propio donde poder trabajar. Un cuarto ni particularmente limpio ni ordenado... sino confortable, íntimo y familiar. Con una atmósfera llena de humo y el olor de viejos volúmenes y de incontables olores... Quiero trajes decentes que haya usado por algún tiempo y un par de zapatos viejos. Quiero una ducha en verano y un buen fuego con leños en invierno. Quiero un hogar donde poder ser yo mismo. Quiero algunos buenos amigos que sean tan familiares como la vida misma; amigos con los que no haya necesidad de ser cortés y que me cuenten todas sus dificultades, las matrimoniales y las demás; amigos capaces de citar a Aristóteles y de contar cuentos subidos de color; amigos que sean espiritualmente ricos y que puedan hablar de obscenidades y de filosofía con el mismo candor; amigos que tengan aficiones y opiniones definidas sobre las cosas, que tengan sus creencias y respeten las mías. Quiero una buena cocinera que sepa hacer sopas deliciosas y un viejo sirviente que piense que yo soy un gran hombre, pero no sepa en qué reside mi grandeza. Quiero una buena biblioteca, buenos cigarros y una mujer que me comprenda y me deje libertad para hacer mi trabajo. Quiero libertad para ser yo mismo.

Kobo Abe La mujer de la arena (fragment)


Desde su regreso al pozo, para no perturbar su espíritu, trató de no leer el diario. Pasada una semana, ya no tuvo deseos de leer. Después de un mes, casí había olvidado que existían cosas tales como el periódico. Cierta vez encontró la reproducción de un grabado, El infierno de la soledad, y la observó con curiosidad. Se trataba de un hombre flotando inestable en el aire, con sus ojos abiertos por el terror, pero el espacio que lo rodeaba, lejos de ser vacío, era una serie de sombras semitransparentes de muertos que impedían cualquier movimiento del hombre. Los muertos, cada uno con diferente expresión, parecían empujarse unos a otros mientras hablaban incesantemente al hombre. ¿Por qué razón eso era El infierno de la soledad? En aquel momento pensó que se habían equivocado al poner el título; ahora podía entenderlo. La soledad es una sed que la ilusión no satisface.

diumenge, 14 de setembre de 2008

Patricia Highsmith - Suspense (fragment)

Si un escritor de suspense escribe sobre asesinos y víctimas, sobre gente sumida en el torbellino de esta terrible serie de hechos, debe conseguir algo más que la simple descripción de la brutalidad y la sangre derramada. Debería estar interesado en la justicia de este mundo, o en la ausencia de la misma, en lo bueno y en lo malo, en la cobardía y el coraje humanos, aunque no entendiéndolos simplemente como fuerzas que mueven una trama en una determinada dirección. En una palabra, su gente ficticia debe parecer real.

(La foto és de l'Ivan. Gràcies!!

Ian Fleming - Diamantes para la eternidad (fragment)


Una vez más, el instinto de Bond había salvado su vida. Pero se maldijo a sí mismo por un error tan estúpido. Un error que casi le cuesta la vida. Pensó en telefonear a la policía. Podría telefonear desde una cabina telefónica, alejada del área, informándoles del cuerpo en el apartamento y la cita con aquella muchacha Markov. Ciertamente casi había sobreestimado la bienvenida de Amsterdam. Bond echó una última mirada alrededor para asegurarse de que no dejaba allí ninguna evidencia incriminatoria. Miró al cuerpo sin vida frente a él. Bond no sintió nada. Había matado al hombre en defensa propia. Las palabras elegidas por M volvieron a su mente una vez más. 'Jaque Mate' pensó para sí. Fue hacia la puerta, descorrió el cerrojo y salió. Bond podía sentir el frío más que nunca. Buscó en su bolsillo la pitillera metálica, tomó un cigarrillo y lo encendió. Inhaló y se sintió mejor, como si aquello fuera algún tipo de compensación por matar un hombre. Después de descender las escaleras, Bond se abrochó su chaqueta, no para mantener el calor, sino para cubrir su brazo vendado y evitar sospechas. James Bond estaba una vez más en las inocentes y frías calles de Amsterdam, pero no pudo evitar sentir que la ciudad había perdido su encanto.

dissabte, 13 de setembre de 2008

La niña verde
salió de un bolero
marcada con hierro
y moho en el orgullo
Flotó por encima de los tejados,
de las cúpulas verde óxido
Se cobijó en un callejón sin salida
y se cubrió con una manta
de sueños en blanco y negro
Los pies inmóviles
como moscas disecadas
En la boca pequeña
un ovillo de preguntas
colgadas
como lámparas de gas
La niña verde salió de un bolero
Verde miseria
Verde precipicio
Verde sálvame

Eva agost 08
Les llunes de l'Eva

dijous, 11 de setembre de 2008

George Orwell 1984 (fragment)

"Afuera, incluso a través de los ventanales cerrados, el mundo parecía frío. Calle abajo se formaban pequeños torbellinos de viento y polvo; los papeles rotos subían en espirales y, aunque el sol lucía y el cielo estaba intensamente azul, nada parecía tener color a no ser los carteles pegados por todas partes. La cara de los bigotes negros miraba desde todas las esquinas que dominaban la circulación. En la casa de enfrente había uno de estos cartelones. EL GRAN HERMANO TE VIGILA, decían las grandes letras, mientras los sombríos ojos miraban fijamente a los de Winston. En la calle, en línea vertical con aquél, había otro cartel roto por un pico, que flameaba espasmódicamente azotado por el viento, descubriendo y cubriendo alternativamente una sola palabra: INGSOC. A lo lejos, un autogiro pasaba entre los tejados, se quedaba un instante colgado en el aire y luego se lanzaba otra vez en un vuelo curvo. Era de la patrulla de policía encargada de vigilar a la gente a través de los balcones y ventanas. Sin embargo, las patrullas eran lo de menos. Lo que importaba verdaderamente era la Policía del Pensamiento. "

Anais Nin Diarios (fragment)

"Me fui a mi cuarto, envenenada. Soplaba incesante el mistral, seco y cálido. Así llevaba días, desde que llegué. Destrozaba mis nervios. No pensé en nada. Me sentía dividida, esa división me mataba, la lucha por sentir la alegría, una alegría inalcanzable. La irrealidad opresiva. De nuevo la vida retrocediendo, eludiéndome. Tenía al hombre que amaba en mis pensamientos; lo tenía en mis brazos, en mi cuerpo. El hombre que busqué por todo el mundo, que marcó mi niñez y me perseguía. Había amado fragmentos de él en otros hombres: la brillantez de John, la compasión de Allendy, las abstracciones de Artaud, la fuerza creativa y el dinamismo de Henry. ¡Y el todo estaba allí, tan bello de cara y cuerpo, tan ardiente, con una mayor fuerza, todo unificado, sintetizado, más brillante, más abstracto, con mayor fuerza y sensualidad!.Este amor de hombre, por las semejanzas entre nosotros, por la relación de sangre, atrofiaba mi alegría. Y de este modo, la vida hacía conmigo su viejo truco de disolución, de pérdida de lo palpable, de lo normal. Soplaba el viento mistral y se destruían las formas y los sabores. El esperma era un veneno, un amor que era veneno."
Potser quan està núvol pots trobar un noi a la platja, vestit de lli, amb els pantalons una mica arremangats, passejant descalç, deixant les petjades a la sorra i amb la mirada perduda, que de tant en tant, reculli una pedra blanca i la llenci amb força dins del mar, i després miri l'horitzó i somrigui.

dissabte, 6 de setembre de 2008

Una historia macabra?

A veces al abrir los ataúdes, se percibía que el enterrado había arañado la tapa, había sido enterrado vivo. En esta época surgió una idea. Al cerrar el ataúd, agarrar a la muñeca del difunto un hilo, pasarlo por un agujero del ataúd y atarlo a una campanilla sobre la tierra. Si el individuo estaba vivo solo tenia que tirar del hilo y sonaría la campanilla y seria desenterrado ya que una persona permanecía vigilante al lado del ataúd durante unos días.
De esta acción surge la expresión "salvados por la campana" que usamos hoy en día.

ESTALLIDO

Grité estúpido y me sentí relajado. Como si hubiera salido de un abismo de mocos, lava y estiércol. Olía, a todo lo que no te dije. A todo lo que pensé y no tuve valor de soltarte. Me arranqué los días pegados a la espalda aguantando tu desprecio. Las espinas de tu no saber qué quieres. Cuando solté el “estúpido” fue como lanzar una pesada losa con todas tus dudas, lejos muy lejos. Como si se tratara de un antihistamínico para la alergia. El que desaparecieras me hizo sentir mejor. Al gritar, sentí un estallido en la cabeza y de repente recordé quién era. Grité estúpido y no me oíste, pero el eco de mi silencio todavía retumba en tus oídos.
Les llunes de l'Eva
Agost 2008

dilluns, 25 d’agost de 2008

Dos cero cero ocho

2008 fue el año de la sequía.
Recuerdas?
El año en que nos apretamos el cinturón
por que explotó la burbuja inmobiliaria.
Se abría la esperanza con las radios solares
la primavera fue muy lluviosa
y oriente estaba más lejano que de costumbre.
Los sueños se cristalizaban
y las águilas reales, todavía
sobrevolaban los montes.
2008 no sé si fue un buen año, o no.
El año que quise cruzar en ferry
el estrecho de Messina
me asomé al cráter del Etna
vi un eclipse un sábado de agosto
y tu te planteabas ir a Sidney
en clase turista.
Les llunes de l'Eva

Almudena Grandes - Los aires difíciles (fragment)

Mientras informaba a sus compañeros de lo que había ocurrido, mientras se vestía tan rápido como podía, mientras se bebía un café que todavía estaba hirviendo sin haber revuelto bien el azúcar depositado en el fondo de la taza, mientras pisaba el acelerador de su coche para remontar la rampa del aparcamiento subterráneo del hospital, Juan Olmedo trataba de desplazar todos los cadáveres que poblaban su memoria con el recuerdo de todos los accidentados que habían logrado sobrevivir ante sus ojos. Se aferraba a cada cama de hospital, a cada ejercicio de recuperación, a cada lágrima furtiva, a cada sonrisa consciente, a cada jarrón con flores, como a la única palanca capaz de hacer saltar por los aires otras tantas imágenes de cuerpos sin piernas, sin brazos, sin ojos, sin cabeza, sin verdadero cuerpo, todos los despojos privados de vida cuya muerte había visto certificar o había tenido que certificar él mismo. Nunca había estado sometido a una presión semejante, nunca se había sentido tan fuera de sí, nunca recordaba haber tenido tanto miedo como entonces. Necesitaba gritar, maldecir al cielo, machacarse los nudillos contra el salpicadero, arañarse la cara, pero se estaba quieto, y conducía con toda la prudencia que era capaz de simultanear con la máxima velocidad que desarrollaba el motor del coche, y con toda la fe que podía improvisar.

dimecres, 13 d’agost de 2008

Laura Esquivel Como agua para chocolate (fragment)


"Mi abuela tenía una teoría muy interesante, decía que si bien todos nacemos con una caja de cerillas en nuestro interior, no las podemos encender solos, necesitamos oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender una de las cerillas. Por un momento, nos sentiremos deslumbrados por una intensa emoción. "

Paul Bowles El cielo protector (fragment)


"Creo que los dos tenemos miedo de lo mismo. Y por una misma razón. Nunca hemos conseguido, ninguno de los dos, entrar en la vida. Estamos colgando del lado de afuera, por mucho que hagamos, convencidos de que nos vamos a caer en el próximo tumbo."

divendres, 8 d’agost de 2008

8-8-8







La maleta

La maleta espera tot l’any sobra de l’armari. Tapada amb papers de diari per que no s’ompli de pols. És buida fins que arriba l’estiu i espera pacientment que la tornin a omplir. Li agrada tan viatjar! Algunes peces de roba les ha portat per molts indrets i en tots els viatges li posen enganxines a la nansa. Rep cops arreu on va, vagi amb avió o viatgi en creuer i arrossega en els seus budells, olors d’altres països. Al final del viatge està desitjant descansar. El més ressentit que té són les rodetes, algú pensarà en canviar-les o posar-hi una mica d’oli? Està rendida però està contenta. Ha vist tantes coses!

La maleta, és la companya a qui mai preguntes com li ha anat el viatge.

dijous, 7 d’agost de 2008

Somni

Mitja volta i la porta s’obra de bat a bat. Un silenci blau batega a l’estança i la pols s’enganxa a la sola de les sabates. Il·luminen l’habitació dos petits sols. M’enfilo per una cadira gegant fins la taula parada i prenc la cullera. Refredo la sopa bufant un petit llevant. Les esses queden penjant i una “o” cau sorpresa. Un escorpí es passeja davant la taula esmolant les pinces. Fa un crit i l’orquestra de nans comença a tocar. Mentre la música amansa la fera, corro cap a la finestra per on les papallones proven d’escapar. L’obro posant la clau de vidre al pany. Faig un salt cap a fora i m’enfilo a un núvol de tempesta. El primer llamp em serveix d’escala i em deixa als peus d’un arbre. És ple de nous fruits. Són petites claus que obren les portes a altres móns. Llocs llunyans per poder passejar qualsevol nit d’estiu.

Eva

L'anell

L’anell s’esmuny pel dit envoltat de bombolles de sabó. Innocent pensava que seria per tota la vida i un dijous, sense saber perquè, cau sense remei per la pica d’un restaurant xinès. Navega per la canonada fins arribar a un gran pou que és ple d’altres com ell. Anells perduts. Promeses trencades.

Eva

Paseo por el mercado de la “Boqueria”


Los langostinos todavía saltan entre el perejil y el hielo. Veo unos peces como culebrillas. Sus lomos son del color del óxido de las cúpulas. Son cintas que no atan, ojos pequeños que no miran. Calamares de ojos grandes y navajas que desprenden aroma de mar. Más adelante huele a fruta caliente, verdura podrida, carcasas de pollo, musgo en las naranjas, fresas blandas, esqueletos de pescado, hígados amarillos y verdes, sudor. Paso frente a uno de los bares del mercado. Percibo olor a café, café espeso, bocata mini de jamón y zumo de naranja. La Boqueria desprende aromas de humanidad, gente que pasea, turistas despistados, delantales blancos con puntillas, hielo sucio. Charcos de agua en el que no te ves reflejado. Se pegan los pies al suelo pringoso. En los puestos de la entrada hay frutas secas, cáscaras rotas en el suelo. Focos de luz que tintan los cestos de mimbre. Orejones, plátano seco, pistachos, piñones, higos, dátiles, uvas pasas. En otras cestas gominolas bañadas en azúcar de colores. Nubes, moras, huevos fritos, chupetes, labios de goma, coca-colas gigantes, lagartijas, regaliz, ladrillos rojos, grageas de chocolate de colores.

Pel forat del pany


Observo els coberts de molsa, els números de maduixa en el calendari, els plecs de la cama ortopèdica, els cargols a les pestanyes. A l’altra costat de la porta, em miren els dracs d’escorça, els tolls de pluja blava, la brúixola que assenyala l’est, la tempesta a la tassa buida.
Eva

dimecres, 23 de juliol de 2008

El coixinet d'agulles humà

Es passava el dia esperant. Ningú sabia què esperava, però els més agosarats deien que esperava a una vella amant. Potser l’havia abandonat, a saber per quina raó. El coixinet, així l’anomenaven al poble, esperava cada dia, des de ben matí fins que la poca llum que quedava feia que acluqués els ulls. Per cada mes que passava, el coixinet humà marcava amb una agulla la seva pell. Com en Robinson Crusoe feia ics al tronc d’un arbre, com els aviadors marcaven els avions abatuts. Cada mes, tothom estava pendent de trobar on s’havia posat l’agulla nova i fins i tot hi havia juguesques entre els homes.

El coixinet d’agulles humà mirava en un punt indefinit de l’horitzó, dia darrera dia, fes fred, o calor, fins i tot els dies de tempesta. El seu cos era ple de dibuixos fets amb tinta. Es notava que era un home de món i que havia recorregut terres molt llunyanes. El seu tors daurat estava adornat amb una representació d’un deu oriental. I els seus braços dibuixats amb retrats d’antics herois indis. Al poble, tothom l’admirava i fins i tot les velles més devotes resaven secretament per ell, desitjant que es retrobés amb el que amb tanta força anhelava. Ningú parlava amb ell, ningú li preguntava res, per que no el volien molestar ni distreure’l de la seva vigilància. Tampoc sabien d’ on havia arribat. Alguns deien que ho havia fet en vaixell. La realitat era que el coixinet d’agulles humà vigilava l’horitzó fins la nit que va arribar el circ. Era un petit circ rus amb una carpa apedaçada. Van arribar al poble un vespre, quasi sense fer soroll. Al matí següent tot el poble el va descobrir i es va revolucionar. Era una gran novetat i ja començaven a fer cues per comprar les estrades. Així va ser com els habitants del poble es van distreure i l’atenció va passar d’aquell home, als artistes del circ. Hi havia quatre feres famèliques, dos trapezistes, tres pallassos i el mestre de cerimònies. Però el plat fort era en “Magneto”, l’home iman. A la primera funció, la de l’estrena, el públic estava molt animat. Quan els llums es van abaixar i va quedar tot en penombra, quasi bé es sentia el bategar dels seus cors. Van treure varies persones voluntàries i llençaven objectes metàl·lics des de dos metres de distància per quedar tots enganxats al cos de Magneto. Ni una sola ferida, ni un tall. Els objectes quedaven subjectes al seu cos per la força magnètica. Els petits no podien tancar la boca i els grans aplaudien i exclamaven que era un geni. Tots menys en coixinet que no va assistir a la representació. L’endemà al poble, no es parlava de res més. Havia estat un èxit i mai ningú havia vist res d’igual. El darrer dia van fer la rua pel poble, abans de la darrera representació. Les feres en les seves gàbies, els pallassos fent malabars i els trapezistes els regalaven la vista amb dificultoses piruetes. El coixinet humà, estava com sempre vigilant l’horitzó i a l’ arribar la rua a la seva alçada, una força irresistible el va arrossegar cap on era Magneto. Per molt que van provar de resistir-se, van quedar enganxats esquena per esquena. El mestre de cerimònies va provar de desprendre’ls, fins i tot l’alcalde i un manyà. Però va resultar impossible. Tothom va quedar bocabadat. Es va fer un gran silenci fins que es van començar a sentir les primeres veus de queixa. Es van adonar que en coixinet inevitablement havia de marxar amb Magneto. En aquell moment els habitants del poble van veure com el coixinet feia un senyal i van callar. – Em sento sol i vull formar part de la vida d’ algú. Havia decidit marxar. Tot el veïnat s’hauria d’esperar fins l’any següent per tornar a veure’l. Totes aquelles agulles l’havien allunyat del poble. Va prometre que la propera tardor tornaria amb el circ. Ara els nous siamesos, en Magneto i el Coixinet són els més aplaudits i gràcies a ells el circ té una carpa nova.

La biblioteca

Después de las grandes puertas,

un océano.

Altas bóvedas,

arañas de cristal

campos sembrados

de volúmenes

polvo y palabras.

Mares de silencio

rumores de humedad

impacientes diccionarios

sueños catalogados.

Ecos de palabras.


Eva 2006

Los renglones torcidos de Dios, T. Luca de Tena (fragment)


“Consideró Alicia que los espejos, como muchas personas, tienen respuestas distintas para las mismas preguntas, según los casos. Al regresar a su casa de Madrid, después de una corta temporada en la playa, advertía con asombro lo tostada que estaba su piel, aunque se hubiera estado viendo a diario reflejada en los espejos de su vivienda veraniega. Ella era la misma… pero el espejo no.”

David Trueba - Cuatro amigos (fragment)

"Puede que sea un romántico, pero jamás un sentimental. Un sentimental es el que espera algo que puede llegar a suceder. Un romántico espera contra toda probabilidad."

dimarts, 22 de juliol de 2008

De vacances..








Estic aprofitant, cada minut, cada hora i cada dia d'aquestes vacances. Voleu veure alguna imatge? La primera és una foto meva, a la Barceloneta, llegint un llibre del David Trueba que us recomano: "Abierto toda la noche". És un llibre fresc, com toca a l'estiu!
Els dibuixos són de Lassalvy

Jim Warren

Gràcies Carme per enviar-me aquests dibuixos!


Kobo Abe - La mujer de la arena (fragment)

"Desde su regreso al pozo, para no perturbar su espíritu, trató de no leer el diario. Pasada una semana, ya no tuvo deseos de leer. Después de un mes, casí había olvidado que existían cosas tales como el periódico. Cierta vez encontró la reproducción de un grabado, El infierno de la soledad, y la observó con curiosidad. Se trataba de un hombre flotando inestable en el aire, con sus ojos abiertos por el terror, pero el espacio que lo rodeaba, lejos de ser vacío, era una serie de sombras semitransparentes de muertos que impedían cualquier movimiento del hombre. Los muertos, cada uno con diferente expresión, parecían empujarse unos a otros mientras hablaban incesantemente al hombre. ¿Por qué razón eso era El infierno de la soledad? En aquel momento pensó que se habían equivocado al poner el título; ahora podía entenderlo. La soledad es una sed que la ilusión no satisface."

diumenge, 20 de juliol de 2008

Andrea Camilleri - El perro de Terracota (fragment)

"Salió a la galería, se sentó en el banco, se colocó el teléfono al lado y se puso a contemplar el mar. No podía hacer otra cosa, ni leer, ni pensar, ni escribir, nada. Sólo contemplar el mar. Se estaba perdiendo y lo sabía, en el pozo sin fondo de una obsesión. Le vino a la mente una película que había visto, basada quizás en una novela de Durrenmatt, en la que el comisario se obstinaba en esperar a un asesino que tenía que pasar por un determinado lugar de la montaña, por el que éste jamás volvería a pasar, pero el comisario no lo sabía, lo esperaba y lo seguía esperando y entre tanto pasaban los días, los meses, los años."

(Per Iolanda, del millor d'Itàlia..)

dijous, 17 de juliol de 2008

Espido Freire - Primer amor (fragment)

"Cuando el príncipe azul apareció, era ya demasiado tarde. Le había esperado desde hacía muchos años, desde los lazos rosas de mis faldones y el vuelo de mis vestidos bordados, desde los juegos de saltar a la comba en los que los brincos determinaban el número de novios que tendríamos. Formulé deseos a la luna y tramé hechizos en la noche de San Juan, pero el amor no llegaba. Tardé mucho en descubrir que el amor nos estaba vedado a las niñas, que habíamos de crecer para experimentarlo. Y mientras tanto, perdí la ingenuidad, y me harté de esperar caballeros de plateadas armaduras. Cuando llegó la adolescencia era demasiado tarde. "

Umberto Eco - El nombre de la rosa (fragment)

"El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda. El diablo es sombrío porque sabe adonde va, y siempre va hacia el sitio del que procede. Eres el diablo, y como el diablo vives en las tinieblas. Si querías convencerme lo has logrado. Te odio, Jorge, y si pudiese te sacaría a la explanada y te pasearía desnudo."

Marta Morazzoni - La joven de la perla (fragment)

"Habían dejado el mar a sus espaldas y se adentraban en una llanura de colores intensos y brillantes, como después de un temporal; el horizonte seguía la línea de las colinas que se sucedían sin tregua una a la otra. Eran alturas pequeñas diminutas y abundantes. Como Bernhard nunca las había visto, su mirada, acostumbrada a descansar en la continuidad del llano, se aburría al sumergirse inquieto en esta clase de infinito movimiento ondulado. Incluso los colores le parecían excesivos y repletos de una energía opresora, agresiva; mientras tanto la carroza, martirizada con algún bache, se trasladaba por los campos de avena, doblando hacia el bosque. Del mar se había perdido cualquier sentido; no obstante no seguirían muchas millas más, a Van a Rijk le parecía penetrar en el corazón de un extenso continente desierto de hombres y silencio."