Translate

dissabte, 6 de juny de 2009

En somnis 4

En somnis veig el llibre com dorm i somia. Somia amb les persones que el contenen i en la ciutat que descriu. Li agradaria ser enciclopèdia per poder conèixer altres mons.
En somnis veig com l’aigua llisca vidre avall. Petites ones que netegen la pols que l’embruta. Amb un cop d’aire, un paper queda enganxat al vidre. Només hi té escrita una paraula coneixement. Ara les gotes reculen i s’enfilen pel vidre. El rellotge s’endarrereix i torno a estar asseguda a la cadira, davant de la taula, a la classe d’història del Sr. Bombim. Deixo de mirar com plou i obro el llibre.


En somnis 3

En somnis la “e” és un quatre. En el somni es veu dins d’una suma, a la pàgina d’un llibre, sobre un pastís d’aniversari. Sospira. Un nombre sempre pot aspirar a ser infinit.

En somnis 2

En somnis veig que el paisatge corra més que jo. Els arbres són taques verdes d’ on pengen paraules, idees. Allargo la ma per agafar-ne una i només aconsegueixo arreplegar una “e”. És minúscula i escarransida. La pinto de blau, li lligo una corda i la trec a passejar. La gent m’atura per acaronar-la. M’adono que necessito més lletres per no quedar-me en blanc.


"Lazos"

¿Me escuchas? Diego, sólo necesito que me escuches un momento. No puedo perder más tiempo. No te soporto. ¿Me oyes? No puedo más. Cuando consigo dormir estás dentro de todos mis sueños. Sujeto a mí, por una cinta roja. ¡Suéltame y déjame en paz! No me toques. Me dejaste, pero dime: ¿Tenía que ser ella? Hay cientos de mujeres, miles. Puedes tener a cualquiera. Pero te decidiste por ella. Menudo cabronazo. Ayer me puse a pintar. Hacia una tarde preciosa. Desde que te fuiste con ella, no había habido ninguna tarde así. Por la ventana de la sala entraba el aroma del jardín y empecé a sentirme bien. Incluso me entró hambre. Fui hasta la cocina y comí una granada. Los granos estallaron en mi boca y por un momento te olvidé. Luego te oí. Si, te oí canturreando. Me asomé a la ventana y te vi en la terraza. No te diste cuenta de que te miraba. Parecías casi feliz. Lo sé, mi hermana es buena cocinera. Sabe llevar bien la casa y te adora. No podías haber escogido a nadie mejor. Observé durante un rato cómo mirabas el jardín. Recorriste con la mirada todas las plantas, las flores, cada uno de los árboles. Volví a la sala y preparé un lienzo en blanco. Todo el mundo piensa que pinto mis sueños, pero pinto la realidad, mi realidad. Y fui consciente entonces de que te odio. Te odio por que no puedo vivir sin ti. No me mires así. Lo sabes. He hecho el amor con tantas personas que ni los recuerdo. Después, borracha, me tendía en la cama y en el sueño me abrazaba a ti. Es absurdo. Sólo puedo pintar en rojo. Sé que cuando ayer mirabas el jardín me veías en él. ¿Qué estamos haciendo? ¡Dime! Te escucho pasear arriba y debajo de la casa. Vivimos en casas separadas unidas por una pasarela, como la cinta roja de mis sueños. No puedo gozar con las caricias de otros. Noctámbulos babosos. Mujeres con medias de seda y hombres de palabras empalagosas. Nadie me hace sentir como tu. ¿Por qué no nos vamos lejos? Vámonos. Lo sé, tienes muchos proyectos, pero yo necesito volver a vivir. Quiero escapar de todo éste dolor que me carcome un poco más cada día. A tu lado me siento más fuerte. A veces, incluso, olvido el dolor. No. Déjame que termine. Si no te lo digo ahora sé que jamás lo haré. Te odio, pero no puedo vivir sin ti. Estoy enganchada. No puedo respirar. Te veo en el jardín, nuestro jardín, con las manos en los bolsillos y te mataría. ¿Me oyes? No, no me toques. No podría soportar que me tocaras una vez más. Ahora Diego, dime: ¿qué vamos a hacer?

Surrealismo


Genéticamente amarilla, de la médula a la estrofa de la última vértebra. Obtusa y desvergonzada me arranco el plumón para mostrarme desnuda. He perdido peso y he flotado en un mundo ingrávido y ácido hasta que me han arañado las aristas de la realidad. Cuando el sol se dobla, pongo huevos cuadrados en un nido de papel. Es mi razón de ser.

Eva
(finals 2008)

“Sense voluntat”

Havia somiat el mar moltes vegades. Quan es va enlairar l’avió, el seu somni es va fer realitat i el va veure des de la finestra. Va néixer una llàgrima i no va poder deixar de plorar. El va observar amb deteniment per primer cop a la seva vida, mentre l’avió sobrevolava l’illa i planejant, anava perdent alçada. Brillava com una gran pedra preciosa en moviment. El mar quedava trencat per la sorra blanca de les platges i per penya-segats esquitxats de verd vegetació que s’arrapaven a les roques. L’illa tenia un color incandescent, brutal. Es va passejar mentre el sol queia sobre les pedres i les convertia en pols, en sorra que es ficava per tot arreu i que mastegava i respirava sense voler. Ni un bri d’aire. Mirant el mar, no podia deixar de plorar i pensava que havia de parar, que es corsecaria i aniria minvant fins a desaparèixer. Vesprejava i va arribar la tempesta. L’illa va deixar de ser blanca. Les roques i els matolls, es van tenyir de l’olor elèctric i tot transpirava el color metal·litzat dels núvols. Amb el primer llamp va deixar de plorar. Aquella sensació sorrenca a la boca va desaparèixer. Al mig de la foscor va xisclar mentre el mar bullia per engolir tot el que estava al seu abast. Va arribar una bafarada d’aire obscur i gelat. L’illa surava sobre un mar que l’apallissava. Les ones famèliques s’empassaven la platja, la sorra i tota la pols es regirava i tenyia la bromera. Van passar hores, potser minuts i el mar es va retirar. La lluna en quart creixent al cel, va ser el primer signe de que tot tornava a la normalitat. A la platja bategaven milers de peixos que no podia salvar. El mar els havia escopit fent-los fora. Es va treure la roba molla i va caminar mar endins. Les ones acaronaven els seus turmells, el ventre, la boca i es va deixar anar capbussant-se. El mar ja no era un estrany. El va beure i glopejar mentre sentia que tenia sabor a llàgrimes. Des de l’aigua va observar l’illa. El seu color tornava a ser incandescent, brutal. Va surar una estona més i es va capbussar per allunyar-se de la platja.
Eva 20/05