Translate

dimecres, 5 de juny de 2013

No encuentro



Ya no está el calor de tu delantal, ni el abrazo entre tus pechos, ni mi nariz hundida en ellos. Me perdí. Se perdieron. Otros abrazos, no curan las heridas. Ningún otro pecho me da el mismo calor. Necesito esas palabras mágicas que curan las heridas, esa mano fría en la frente. Soltaste mi mano y la gelatina de fresa quedó en la mesilla de noche.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Nostálgico y precioso